Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19 mayo 2010

Las pérdidas excesivas de agua provocan salida de liquidos intracelulares  para compensar el equilibrio  osmótico, lo cual da como resultado deshidratación. La sed es el signo más temprano  de falta de agua y se presenta cuando la pérdida es igual o superior al 2% del peso corporal.

La deshidratación puede manifestarse por desecación de piel y mucosas, disminución de las secreciones de orina y demás excresiones del cuerpo como sudor, lagrímas etc.  en  casos extremos se produce choque hipovolémico y muerte.

La mayor parte del agua ingerida proviene  de las bebidas  que se toman o de la contenida en los alimentos. (1)

La razón más importante para beber agua es para establecer las funciones vitales del organismo de una forma normal,  además que al  tomar liquidos en cantidad suficiente se   limpian las impurezas  retenidas en el organismo además que una buena hidratación se traduce en una mejor apariencia de la piel y menos  arrugas además de evitar el estreñimiento. Es necesario siempre complementar la cantidad de liquidos necesarios para cada quien, con el fin de mantener el equilibrio, además de sentirnos menos cansados y somnolientos.

Es mejor siempre preferir el agua simple, asi evitamos solutos y sales que no necesitamos y en exceso pueden provocarnos una retención de liquidos, también las aguas de jamaica y citricos actuan como diuréticos por eso son tan populares en las dietas. Además que siempre hay que moderar el consumo de sal, ya que el exceso de esta provoca también retención de liquidos y en consecuencia  aumento de peso, o malestar en manos y pies.

Nunca debemos de tomar el agua en exceso ni de “jalón” ya que esto pude provocar que orinemos de más y al mismo tiempo perdamos  electrolitos por la orina y en consecuencia deshidratarnos en lugar de lo contrario que es el fín que se busca. Intenta tomar un vaso antes  y después de cada comida, 1 más entre ellas y al final del dia habrás tomado al menos 8 vasos que es el estandar para la población en general, obviamente dependerá de la edad, sexo, actividad fisica, embarazo, lactancia enfermedades asociadas, etc.  la cantidad de agua necesaria, y por favor  no olvides consultar siempre a tu médico.


Read Full Post »